jueves, 27 de marzo de 2008

Correspondencias

Inspirado por el estupendo comentario de Jose aquí van algunas otras correspondencias












Uno de los destinos hoy del árbol caído de lo sublime: servir de soporte para grafiteros. Aunque también a esto lo llaman postproducción.

6 comentarios:

Jose dijo...

Efectivamente José Luis, el parecido es claro.
Te adjunto -de una manera bastante chapucera- algunas de las correspondencias de mi cosecha. Sobre un mismo tema he puesto el enlace que lleva a la versión de Adams y a la versión de Caspar. Espero que te aclares.

Saludos

Adams: http://students.ou.edu/A/Sarah.A.Adams-1/ansel%20adams.jpg
Caspar: http://www.reprodart.com/kunst/caspar_david_friedrich/der_watzmann.jpg
-----------------------------------
Adams : http://cdn.overstock.com/images/products/L1016561.jpg
Caspar: http://www.zonalibre.org/blog/pensamientosinconclusos/archives/FRIEDRICH%20.jpg
-----------------------------------

Adams: http://www.andrewsmithgallery.com/images/misc/ansel_adams.jpg
Caspar:
http://www.reproarte.com/files/images/F/friedrich_caspar_david/0018-0063_waldinneres_bei_mondschein.jpg


Adams: http://www.townendcc.co.uk/images/adams_tenaya_creek.jpg
Caspar: http://www.zeno.org/Kunstwerke.images/I/14v0103a.jpg


Adams: http://www.bowers.org/images/exhibits/adams/selfportrait.jpg
Caspar: http://www.juliocesarfoto.com/blog/subido/caspar_david_friedrich_viajero_niebla.jpg

josé luis molinuevo dijo...

Son muy interesantes, especialmente la última.
¿hay en ellas, como se ha dicho, una "tragedia del paisaje"?

José dijo...

Hola Jose Luis.

Efectivamente, hay muchos elementos de esa tragedia del paisaje en las fotos de Adams, sobre todo un determinado sentimiento del espacio que busca contraponer lo grande y lo pequeño, junto con un uso constante del contraste.

Pero hay una diferencia esencial en la personal "tragedia del paisaje" de Adams y Caspar: en las fotos de paisajes de Adams no aparecen seres humanos. Ese constraste entre lo grande y lo pequeño no se consigue poniendo una silueta humana frente a un telón grandioso. Las comparaciones se realizan exclusivamente dentro del mundo natural. Un ejemplo:
http://www.fotos.org/galeria/data/565/Ansel-Adams-Winter-Sunrise-The-Sierra-Nevada-From-Lone-Pine-California.jpg

En la foto que te adjunto se ve claramente la progresión desde lo pequeño a lo gigantesco: el caballo iluminado en el claro;después los arboles; el cerro en sombra; y por último el macizo nevado. Ni un sólo hombre, nada humano.

En los cuadros de Caspar el dramatismo y la tensión -y por lo tanto la tragedia- surgen al contraponer hombre y naturaleza en una situación ambigua en la que la silueta humana parece estar segura y en peligro a la vez. "Monje frente al mar" es un buen ejemplo.

Creo que Adams se instauró en un solipsismo estético que le impidió integrar lo humano dentro del paisaje. Cartier-Bresson, no sin cierta moralina, reprochó esto mismo a Adams: “El mundo se está destruyendo y todo lo que Adams y Weston fotografían es piedras y árboles”.

Un saludo.

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

En la segunda imagen de árbol estoy viendo a Llewelyn Moss cogiendo la cartera con el dinero en No es país para viejos

josé luis molinuevo dijo...

La diferencia es importante, pero tampoco hay figura humana en "Mar de hielo" de Friedrich. No hace falta, porque en la disposición pictórica el espectador no está fuera, sino dentro del cuadro.
Para los románticos terminales la tragedia de la naturaleza es suya,no fruto únicamente de nuestra proyección sentimental. La naturaleza tiene su tiempo e historia independiente de nosotros. De ahí el lado oscuro de lo sublime. Es tremenda la frase de Novalis:
“Lo sublime actúa petrificando y por eso no nos está permitido maravillarnos ante lo sublime de la Naturaleza y sus efectos, o no saber dónde haya que buscarlo. ¿No se habrá convertido en piedra la Naturaleza por la visión de Dios? ¿O de horror por la llegada del hombre?”.

Wilco dijo...

¿No se habrá convertido en piedra la Naturaleza por la visión de Dios? ¿O de horror por la llegada del hombre?”

¿Y si el corazón/alma o sentimiento/entendimiento se convierte en piedra?