martes, 14 de junio de 2011

abuelajuana

La clave del éxito de la nouvelle vague se nos revela ahora, no en los esotéricos diálogos de los personajes, sino en los humildes carteles de segundo plano.






Decía Ortega que el drama de España consistía en la falta de alternancia generacional. Probablemente se refería a la filosofía, como se comprueba hoy día por la presencia desigual en la prensa de cuatro grandes y un pedante. No sucede lo mismo en la joven literatura, donde en las carreras de relevos corren todos, incluidos los abuelos, y por toda clase de terrenos. Con resultados excelentes, por cierto.
Aprovecho la ocasión para rendir homenaje a mi abuela Juana, uno de los seres más buenos y entrañables que he conocido.

5 comentarios:

Mara dijo...

Admirable y sugestiva propuesta para "ver",
el "arte de ver".

Un abrazo.

Performance dijo...

Gracias por ayudar a ver

Anónimo dijo...

sí, el arte de ver, pero para quienes estamos detrás y luego somos vistos...hay cierta no sé...lejanía con nosotros mismos queremos ver otra película...esta vez "real"

( ( ( O ) ) ) dijo...

DIOS ESTOY ENGANCHADO A MARA JAJA ES TERRORÍFICO

paz

Programa 3.6 dijo...

Vaya!
Gracias por este blog!
LAS ABUELAS INFINITAS