martes, 10 de julio de 2012

matices





Sequía de teleseries. Hace tiempo acabó la 5 temporada de Mad men. Deberian cancelarla antes de que la oficina se convierta en la isla de Lost. Penosa, se caía de los ojos, con un Don Draper recién recasado corriendo como pollo sin cabeza por los capítulos. Incluso hay uno edificante, a costa de Joan. Este fin de semana vuelve Breaking bad. En The Newsroom los diálogos se atropellan, de puro brillantes. Recuerdan a Studio 60.

1 comentario:

Anónimo dijo...

previsibles los derroteros de ambas