domingo, 3 de febrero de 2008

Cambios en la cultura de las nuevas tecnologías

Ha comenzado la zona de debate en el CITA.

Con el siguiente texto:

Cambios en la cultura de las nuevas tecnologías

La cultura de las nuevas tecnologías está cambiando. En varios sentidos. Están primero, y como es natural, los cambios que vienen dados por la rapidez con que aparecen nuevos aparatos en el mercado, y que obligan a un reciclaje continuo y acelerado de los simples usuarios y también de los expertos. Hasta cierto punto, somos un tanto pasivos y nos sobrepasa este avance sin parar de las tecnologías. El aprendizaje no acaba nunca. Se trata de los cambios referidos al uso de las tecnologías.

En segundo lugar, parece que está cambiando la mentalidad respecto a ellas. En concreto, respecto a toda una serie de tópicos, que se han venido repitiendo desde finales del siglo pasado. Por ejemplo, el situarlas en una dimensión virtual distinta de la real, que sería la de la vida diaria. Ya se están dejando de usar categorías de ciencia ficción como la de “ciberespacio”, no se toma muy en serio el que seamos “ciborgs”, y el fracaso económico de Second Life permite dudar de que haya otra “segunda vida” distinta de esta. Si hablamos todavía de lo virtual es ya en la idea de que potencia lo real y no lo sustituye ni lo aniquila. En definitiva, que estamos empezando a pensar ya en tecnologías para gente corriente y formando parte de su vida cotidiana.

En tercer lugar, y como consecuencia de lo anterior, ya no nos basta con ser usuarios, más o menos pasivos, de las tecnologías, sino que como ciudadanos queremos reflexionar sobre cómo se usan y para qué se usan. Más aún, queremos decidir sobre el diseño social de las mismas. De esta forma las TIC (tecnologías de la información y de la comunicación) han ido evolucionado hacia la SIC (sociedad de la información y el conocimiento). En la que es decisivo el conocimiento libre logrado a través de la participación ciudadana que lo genera y difunde.

No es cierto, pues, que la cultura de las nuevas tecnologías esté en manos de la llamada “Generación YO”, narcisista e individualista. Los que antes se consideraban como espacios del “autismo interactivo” son ahora espléndidas redes sociales. Este es, quizá, un aspecto que debería tener en cuenta la educación para la ciudadanía en la sociedad de las nuevas tecnologías. Porque las nuevas tecnologías no son ya el ciberespacio donde huir ensayando alternativas virtuales a la sociedad, sino el lugar
en que plantear nuevas alternativas sociales de participación ciudadana.

4 comentarios:

lug dijo...

Estando (¡optimistas estamos!) de acuerdo con lo que se afirma, quizás olvidamos que la clarificación democrática definida por la participación en la "realidad-realidad" (o mejor, las ganas de hacerlo) se da a la vez que una espesura de las condiciones materiales en las que vivimos(sea, las raíces económicas y políticas)cada vez más opacas. Gran parte de la opacidad la genera el medio tecnológico y la consabida sobreabundancia de información(al parecer necesaria para decir algo "con autoridad").

Parece, pues, que las nuevas tecnologías han despejado una zona de broza y matorral pero seguimos rodeados del bosque oscuro de caperucita.

Y uno se pregunta: ¿no es la creencia de que "humanistamente" dominamos la estructura(tecnológica)la que enmascara la opacidad de algo que se nos escapa (dominio, decisiones en espacios ajenos al "demos" y la "plaza pública")? ¿Claridad estetizante vs política(¿real?) invisibilizada?.

PD: En todo caso, enhorabuena por su trabajo en esta blog de un antiguo alumno de los años ochenta que recuerda con aprecio, cariño y sensación de obra bien hecha nuestro corto pero fructífero encuentro.

Salud y librepensamiento

josé luis molinuevo dijo...

Te he contestado indirectamente en la zona de debate del CITA. Pero no quería dejar pasar la ocasión de hacerlo también aquí. Guardo muy buenos recuerdos de aquellos años y, seguramente, también de tí, aunque no te vea la cara. Gracias y un abrazo

David Marabel dijo...

Como usted dijo en la entrevista de la revista fedro, existen personas con nombre y apellidos, que son los que estan interesados en que se mantenga la idea de lo virtual como algo ajeno a la vida cotidiana del hombre, como una realidad ilimitada, separada del sujeto. Como dijimos en clase, supongo que detrás de todo esto, está el problema de los monopolios, que deciden mayoritariamente, a la hora de crear las nuevas tecnologías. Creo que volvemos al debate de siempre ¿Cúal es el método adecuado para conseguír que la ciudadanía, logre concienciarse, para así, plantarle cara al ilimitado poder de los mass media, las multinacionales y la razón instrumental, que actualmente regula no solo las nuevas tecnologías, sino todos los ámbitos de una realidad común? Desde luego la respuesta no hemos de buscarla fuera de nosotros...

Calabiyau dijo...

Estoy totalmente contigo. Pero hablando de vias queria se�alar un aspecto. El second life ha sido un fracaso econ�mico. Pero hay otro mundo virtual que est� teniendo m�s exito, con mas de diez millones de usuarios y que pagan 13 euros mensualmente en los 5 continentes. Una aut�ntica gallina de los huevos de oro. El nombre es World of Warcraft, mas conocido por las siglas "wow". No hay ningun precedente de estas dimensiones y caracter�sticas en toda la historia. Una comunidad virtual viva y en expansi�n, con unas posibilidades de interacci�n muy bien pensadas. Wow sigue activo, y cada dia crece en numero de usuarios,un fen�meno digno de ser seguido de cerca.