viernes, 24 de octubre de 2008

Metamorfosis




12 comentarios:

LUG dijo...

Maestro: ¿qué es el arte?¿Qué clase de metamorfosis nos coloca en la cara, como guantazo o caricia?

LUG dijo...

Post- data (por cierto): ¿Ubicamos las cuatro imágenes en el concierto de las obras de arte? ¿Sólo tres(y no la última)? ¿Sólo dos (ni la primera ni la última)? ¿Hay intencionalidad en la elección?

josé luis molinuevo dijo...

En las dos primeras Mucha embellece una fotografía de su hija Jaroslava. Es el arte como "caricia", por utilizar la terminología.
En la segunda, la metamorfosis es trágica y el "manotazo" es verla convertida en anuncio publicitario
Un saludo

luna dijo...

solo persiste la mirada

LUG dijo...

Sin embargo, en la última foto, ¿no hay más verdad( la verdad sobre la mujer afgana y sobre la Tierra Afgana y sobre la Tierra) que en la depuración de las primeras fotos - hundidas en el humo de los sueños y casi narcotizantes - o la ingenua espontaneidad de la belleza adolescente (sin mérito) de la tercera?Y esa verdad de la mujer desdentada y sucia, con el vientre desgastado a los veintipocos, ¿no dice más del tiempo, de la miseria del espíritu del fotógrafo y del mirón?¿Cuántos se acostarían en el delito con la niña salvaje y cuántos rechazarían que la última mujer lavara su ropa o enjabonara el suelo de sus estudios, alejándola a pedradas o con alguna ONG? Y esa verdad ética ¿no provoca un sobresalto estético?
Salud

Vicente Luis Mora dijo...

Maestro, cambio mi mano por su ojo.

LEO MARES dijo...

ni la mirada es la misma...
un abrazo

josé luis molinuevo dijo...

Lo cierto es que el montaje tiene una inspiración adorniana: se me hace difícil el goce estético cuando los ojos son la memoria del sufrimiento acumulado

Anónimo dijo...

La expresión de la tercera foto me sugiere una mirada felina que advierte que su territorio ha sido invadido, una mezcla de temor y amenaza. Sin embargo, en la cuarta hay resignación, es posible que odio, por la batalla perdida, y tantas otras cosas que nuestra propia mirada, de observadores predispuestos a la interpretación, nos oculta.

Anónimo dijo...

La expresión de la tercera foto me sugiere una mirada felina que advierte que su territorio ha sido invadido, una mezcla de temor y amenaza. Sin embargo, en la cuarta hay resignación, es posible que odio, por la batalla perdida, y tantas otras cosas que nuestra propia mirada, de observadores predispuestos a la interpretación, nos oculta.

logiciel dijo...

Hace tiempo que visito este blog en silencio, básicamente porque siempre me llevaba la sensación de que las palabras están en general de más.

Hoy es ninguna excepción, pero me ha llamado muchísimo la atención la diferencia abismal entre las cuatro miradas, y más cuando no pertenecen más que a dos personas distintas. La gazmoñería de la primera, que se transforma en seguridad en la segunda, y el desafío de la tercera y la resignación de la cuarta.

Felicidades

josé luis molinuevo dijo...

Muy sugerentes los comentarios. Vuelvo a mirar las imágenes y tengo la sensación de que seguimos aprendiendo a ver a juntos.