martes, 8 de febrero de 2011

de museos


6 comentarios:

Mara dijo...

De blogs...

JUAN FRANCISCO FERRÉ dijo...

Esa conversación de los dos yonquis amantes de "Breaking Bad" ante un (supuesto) cuadro abstracto de Georgia O´Keefe es de lo más refinada y perversa, sí, hay que verla para creerla...

josé luis molinuevo dijo...

todavía más perversa si quien lo mira es el esbozo del patrón policial de Dexter, que luego resultó ser Jesucristo.
Otro abrazo

Mara dijo...

Al leer JUAN FRANCISCO FERRÉ, no he podido resistir el impulso de entrar para decir que estoy empezando con su novela "Providence" y ya me ha prendido su lectura.
Y...
Magnífico cruce de comentarios.

JUAN FRANCISCO FERRÉ dijo...

Muchas gracias, Mara. Un placer conocerte en este estupendo sitio. Espero que PVD no te decepcione...

José Luis: aún más ingenioso y perverso tu montaje, en efecto, con esa mirada siniestra que se proyecta sobre la pareja de yonquis condenada por imposible. No supe verlo al principio ya que no sigo Dexter, por desgracia, otra serie sobre la que debo ponerme al día. Desde luego, es genial eso que cuentas de que el retrato robot del psicópata conduzca a Jesucristo. La maldad absoluta se presenta con rasgos de bondad absoluta. No sé si estos guionistas habrán leído a Sade y a Nietzsche, pero seguro que recuerdan la broma blasfema y surrealista al final de "La edad de oro" de Buñuel-Dalí, cuando sale del castillo de Silling el último y más depravado e inmoral de los libertinos sadianos bajo la apariencia de Jesús de Nazaret...

JUAN FRANCISCO FERRÉ dijo...

Y todo ello, no se me olvide, me parece que crearía una interesante alegoría sobre la institución museística, ¿no?...