miércoles, 27 de abril de 2011

Godard y Nietzsche: cine y poesía.

"...todo esto debemos aprender de los artistas y en el resto ser más sabios. Pues suele desaparecer en ellos esa sutil fuerza suya allí donde cesa el arte y comienza la vida. Pero nosotros queremos ser los poetas de nuestra vida y, sobre todo, en lo más pequeño y cotidiano" (Nietzsche. La gaya ciencia)

















Si la característica de las imágenes es que son contradictorias, mejor ambiguas, esta película de Godard,de transición, unida en su título a la obra de Nietzsche, se ve ahora, con la distancia, quizá mejor que antes.La poesía de la vida se vierte ahora en imágenes y sonidos, que hay que encontrar, no buscar. Nietzsche contraponía un arte que embellece la vida a la poesía que la presenta. La imagen poética es revolucionaria,dice Godard, no porque represente lo real, sino porque es capaz de presentarlo. Y lo real mismo es contradictorio. Las imágenes convencionalmente revolucionarias, como las del Ché, Castro, anti Vietnan etc.,que aparecen en la película, los discursos sobre la liberación sexual, tienen su contrapunto en las irreverentes, algunas de un machismo naif,que acabo de colgar, y no creo fueran muy entendidas y apreciadas entonces. Pero formaban parte de lo cotidiano. La ironía revolucionaria es alegre, pero deja en unos y otros un regusto amargo.Con los símbolos no se juega, pero ese juego es el núcleo de un saber alegre.

2 comentarios:

Mara dijo...

Títularía esta entrada:
"Poesía en imágenes", parafraseando el título de tu blog.

Apuesto por jugar con los símbolos, para que no se conviertan en algo más importante que la vida, el pensamiento, la poesía (en imágenes o no)...

Buscaré la película, para disfrutar de ella.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

un toque de semiporno con abrazo, me recuerda a las imágenes de jane birkin desnuda. estamos en Berlín haciendo un corto ahora con nombres de filósofos sobre el cuerpo, similar a esas imágenes. a mí quieren escribirme en el cuello Sartre. La verdad es que es curioso, tengo que hacer el papel de desesperada adolescente y su nombre me tapa una pequeña arruga del cuello....bueno, un pliegue...hay una conexión estraña, pero aún no sé qué es. una sensación, una imagen que no puedo ver.

saludos, a.bv