viernes, 5 de agosto de 2011

papaya





3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡ Este si que es difícil !
¡Casi simultáneas su aparición y mi conexión!
El atreverse a una interpretación en clave mito-edénico sería un desliz;; la transformación de la inocencia primigenia de la infancia en esplendor de la juventud estaría de más; -menos ahora en vísperas de la inmaculada JMJ-... Nada que ver con lo del maná-"energeia" ¿ Dialéctica de la Ilustración; o era el Génesis?
¿Y la joya?...
Se tratará de alguna lección más de cómo aún se puede hacer arte cinematográfico desde presupuestos orientales, que nunca alcanzamos a descifrar completamente...¿O será otro spot publicitario más allá del "Living Spledour"...
Nada...sólo pretendía contactar...¡ Aquí..."guadianeando" entre relecturas de Vattimo y deglución del "Afterpop"...¡Y con Derek Parfit a la espera!...O sea...

Mara dijo...

Sugerentes y bellas imágenes.
Cautivadora la mirada y el gesto de ese rostro infantil, asomándose al mundo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

ayy, adoro la papaya!, mi sangre cubana es como que la necesita cada 3 horas, deberían hacer un film de una mujer que come papaya cada 3 horas. Pero si lo digo aquí en Alemania no me van a hacer ni caso, eso sólo me lo admitiría un guionista de EEUU! ja
escenas bonitas, yo diría suaves" pero el caso es que me han dado ganas de ir a la nevera a por algo de fruta!
gracias por sus imágenes!


a.b.v