domingo, 23 de junio de 2013

griegos

“Me agacho y desprendo con cuidado el papel de la cazadora del chico. Es una nota escrita en el ordenador.


  «Somos Marina y Yannis. Marina hizo el doctorado en psicología y yo tengo un máster en historia. Hace cinco años que estamos juntos. Queremos casarnos, pero ninguno de los dos tiene trabajo. Marina trabajaba como colaboradora externa en una fundación hasta que la despidieron. Yo nunca pude encontrar un empleo. Nuestros padres ya no pueden ayudarnos. Mi padre tuvo que cerrar la zapatería en la avenida Patisíon y el padre de Marina perdió su empleo cuando la empresa quebró. No encontramos trabajo, no podemos vivir juntos y nuestros padres no pueden mantenernos. Sólo nos queda el suicidio. Hemos pensado matarnos en el Partenón; así, al menos, nuestros antepasados verán cómo han acabado sus descendientes. Fidias, Pericles, Sócrates, morimos para no tener que ver a los estafadores, vuestros sucesores.

  »Adiós,

  »Marina y Yannis.»

   

  Me quedo con la nota en las manos, sin saber qué hacer con ella. ¿La dejo, me la llevo conmigo? Al final, opto por volver a prenderla de la cazadora. La nota no está dirigida a nosotros, sino a nuestros antepasados de la Antigüedad, y no tengo ningún derecho a llevármela”.
(Petros Márkaris. Liquidación final). 


16 comentarios:

Anónimo dijo...

Es el contexto el que hace que alguien parezca malo o bueno.
Si Marina y Yannis hubieran trabajado en un banco y su jefe les hubiera dicho que vendieran productos financieros con riesgo,(pero pintándolo como algo sin riesgo), seguramente que lo hubieran hecho, y además no les hubiera importado a que clase de gente se los hubieran vendido.

Así pues menos quejarse y más conocerse, que no digo yo que quejarse sea malo o inútil, pero sí hipócrita.

O es que si alguno de nosotros se hace millonario donará todo ese dinero para la pobreza, o para salvar vidas????

David Porcel dijo...

Sí, el suicidio es lo único que queda para sobrevivir. Sobrevive el ejemplo, la dignidad, el no estar dispuesto a vivir a cualquier precio. Saludos.

Anónimo dijo...

Pues entonces ya está claro, que estos que viven en áfrica, que viven miserablemente, sin comida, sin agua potable y abrumados por guerras y enfermedades, que se suiciden.

David Porcel dijo...

Pero para que sobreviva el ejemplo tiene que haber quien lo tome como tal, quien aprenda de él....y claro, todo aprendizaje supone una tradición, una historia.

Anónimo dijo...

Ya, ya, pero habrá remedios no tan contundentes, no?
Además creo que el que se suicida en el fondo es por otros motivos de fondo, es decir, la tendencia natural es sobrevivir no extinguirse para dar ejemplo.
Además la "dignidad" es una cuestión subjetiva, habrá gente que le parezca poco digno que alguien pueda tener un ordenador en casa mientras el se muere de hambre, y el que tiene el ordenador le parecerá más indigno la situación del que se muere de hambre que él, que vive bien.
Creo que sentirse o no sentirse digno es un prejuicio.

Anónimo dijo...

La dignidad podrá ser todo lo subjetiva que se quiera, la crisis no lo es; que una cantidad tan grande de jóvenes españoles ni siquiera puedan ser calificados, si hablamos con un poco de rigor, como ciudadanos, es grave y preocupante.

Indigno, podría decirse.

No se trata de contextos condicionales, ni de parecer, ni de personalizar, ni de sentirse así o asá, sino de la situación que hay, la que se da, la que tenemos que afrontar. Y no es muy halagüeña.

PD: No creo que Márkaris esté proponiendo que nos suicidemos, sino denunciando una situación. Según Márkaris, ha habido un aumento del 30% de suicidios en el último año en Grecia.

Anónimo dijo...

La crisis es grave y preocupante, pero para quien? para los pueblos desmesuradamente más pobres que no saben ni lo que es un crédito?
Lo que sucede, es como aquel millonario que dice que se ha arruinado, pero en el fondo, le ha quedado más dinero que a cualquier ciudadano medio, claro, claro, para el millonario, el se ha arruinado.

Ante una injusticia es justo denunciarla, pero en su medida justa, porque claro, aquel que se queja de su estado, cuando años antes ha pedido un crédito al banco para irse de viaje, sabiendo que estaba consumiendo por encima de sus posibilidades, y que luego se queda sin trabajo, no puede pagar el crédito, y le quitan la casa, pues claro, un poquito también ha contribuido "el" a la crisis, hazte también una autoqueja, no??

Y para el que realmente le ha salpicado la crisis, sin tener ninguna culpa de ello, pues lo que ha tenido es mala suerte, igual que al que le diagnostican un cáncer, no tiene más remedio que aceptarlo y entonces desde la aceptación y sólo desde la aceptación, será justo en su queja.
Lo demás es ignorancia teñida de hipocresía.

David Porcel dijo...

Lo preocupante no es ya sólo que con ocasión de la crisis los ricos se hagan más ricos y los pobres sean cada vez más. Está en crisis el pensamiento, la filosofía, la historia, las humanidades, más aún, la forma clásica de entender el conocimiento, es decir, nuestra herencia cultural. El problema no es que no se piense a Platón, sino que deje él de pensarnos.

Anónimo dijo...

¿Autoqueja? Será autocrítica, pero, en fin, ese discurso según el cual hemos vivido por encima de nuestras posibilidades (algunos ni hemos tenido posibilidades de vivir sin el apoyo económico de nuestros padres... Podríamos ser vagos y maleantes, sí, pero, así a bote pronto, entre mis conocidos: uno con un máster en biología (en paro) uno doctorándose en sociología (en paro), un licenciado en Filosofía y con un grado en Biblioteconomía (en paro)... igual algo tenemos de culpa, algo ignorantes e hipócritas seremos, (quién no lo es, en cierta medida) no quisiera ir de víctima, pero, ¿no es una situación bastante generalizada como para poder ser explicada únicamente en términos individuales? ¿nos hemos vuelto locos y preferimos permanecer en una adolescencia perpetua, sin posibilidad de, por ejemplo, alquilar un piso y tener una familia?)

La metáfora del cáncer, como si la crisis fuese algo natural, inevitable, que tiene que ver con la mala suerte, obviando así todo el sistema socioeconómico, cultural e ideológico (¿Quiénes son ahora los propietarios de los medios de comunicación, por cierto?)... Por favor, no es serio.

Decir que quienes han sido desahuciados han contribuido a la crisis... Aunque sea un poquito... Hostia, la crisis de valores es terrible si podemos soltar estas monstruosidades tan alegremente.

Claro, podría usted aducir algún caso individual de algún truhán malvado que despilfarró y tal y cual, y se merece que le quiten la casa, pero... Creo que le falta un poquito de visión de conjunto en este tema.

Pasiego dijo...

El mundo siempre ha tenido crisis de valores , nos da igual que medio mundo trabaje por 1€ diario . Está claro que ser listo ( lidiar con la adversidad ) es cada día más dificil , pero estos chicos estan enamorados , que al fin y al cabo es lo más importante para ser feliz . La carta está muy bien escrita y cierto que los sueños de los pobres acabaran siendo quiméricos .
Saludos

Anónimo dijo...

Un aspecto del fragmento que creo que habría que resaltar: la nota de suicidio no está dirigida a los presentes, sino a los antepasados, los ilustres griegos.

Como si ahora -en este ahora en el que la esclavitud por deuda está instaurada- no hubiera esperanza (nadie a quien dirigirse), ni democracia (la herencia griega, aunque podrían analizarse muchos aspectos incómodos de la democracia griega, claro).

Estamos liquidando la herencia del pensamiento griego. El ágora, la plaza pública, la educación (saludos a Wert), están siendo invadidos por los mercados.

Supongo que el autor quiere establecer una analogía entre la situación colectiva (esa crisis de nuestra herencia cultural) y la de dos individuos sin esperanza que optan el suicidio, esa otra "liquidación final"

PD: El amor está muy bien, pero, como decía la canción, las deudas no se pueden pagar con amor, ni una casa se puede comprar con amor.

Anónimo dijo...

Vamos haber, la queja implica una crítica, la crítica implica una queja, me refiero que a la crisis la hemos contribuido todos, desde el banquero avaricioso, pasando por él que en el fondo no podía permitirse ciertos caprichos y se los autoconcedió y terminando por el que pensaba de la infinita capacidad del sistema para aguantarlo todo y eso le creaba autocomplacencia.
Claro que es un drama para ciertas familias lo que les ha tocado vivir, pero también es verdad, que esas familias si hubieran salido beneficiadas por lo que sea, por la crisis, justificarían las cosas de otra forma.

Con respecto a que se está liquidado el pensamiento griego, vamos haber, peor fue cuando la primera y segunda guerra mundial y luego nos recuperemos, las crisis son cíclicas(ésta es dura) y volverán tiempos de bonanza, mientras habrá que pasar el bache como sea.
Hay que pensar que si realmente el pensamiento griego o la herencia cultural están en serio peligro, habrá sido culpa precisamente de ese pensamiento o cultura, no??
O es que la invención de los mercados no son consecuencia de los pensamientos o cultura anteriores?

Anónimo dijo...

Vamos a ver, si generalizamos la culpa y decimos que es de todos, es lo mismo que decir que no es de nadie. Es mentira. No se puede equiparar la responsabilidad de los bancos, del FMI, de las políticas de desregulación, con la de las familias.

La queja no implica, en realidad, crítica alguna; la crítica debiera implicar análisis y propuestas encaminadas a servir como guía de acciones, creo yo.

Las crisis son cíclicas, volverán los tiempos de bonanza. O sea, que nos quedamos sin hacer nada, esperando a ver qué pasa y sin cuestionar el modelo económico, que ya habrá manos invisibles que arreglen las cosas.

El mercado en cuanto tal, en cuanto forma de intercambio de bienes, no es una herencia cultural griega, sino una forma cultural esencial, es decir, que cualquier cultura ha tenido un tipo de mercado. Lo que habría cuestionar es un tipo específico de mercado, el capitalista.

La segunda guerra mundial. Después de la guerra se entró en una época expansiva. Ahora no estamos en una época expansiva. No hay reposición del trabajo. Como no encontremos extraterrestres a los que venderles cosas no sé adónde puede expandirse ya el mercado.

Que la herencia cultural esté en peligro por culpa de esa misma herencia cultural me parece un argumento circular de lo más extraño. Hay culpables mucho más concretos: Wert. Considera esa herencia una distracción. El Ministro de Cultura.

Anónimo dijo...

Si la culpa es de todos, es que todos hemos contribuido a la crisis y aquí no puedes decir que esto es equivalente "a que nadie es culpable".
Ahora bien, si aceptamos que es equivalente la crisis que padecemos con "ninguna crisis que padecemos" entonces si que podrás poner la equivalencia de que si todos somos culpables es lo mismo que decir que no es nadie culpable.

Yo no digo que tengan la misma responsabilidad una familia que una entidad financiera, yo lo que digo es que los dos han contribuido, uno da el crédito y el otro lo acepta, y los dos son culpables, ahora bien la condena será proporcional al peso de su responsabilidad.

Toda queja implica crítica, sino, ¿en qué se basa una queja??

No, no, yo no digo que seamos pasivos contra la crisis, yo lo que digo es que prácticamente la mayoría de los que se quejan no lo hacen desde el conocimiento de causa, sino desde la mala posición en la que han quedado, y claro, eso no es justo del todo, o es que esa gente que ha quedado mal posicionada por la crisis se quejaría igual si por ejemplo le hubiera beneficiado??

Dices que: el mercado es un intercambio de bienes y que eso es una forma cultural esencial, que lo ha tenido cualquier cultura, pero?? incluimos también a la griega, no?? La cultura griega habrá contribuido a que a la larga exista el mercado, no?? y más con el peso que ha tenido y tiene la cultura griega.

Es que quizás la crisis haga que entremos en guerra y que después ello cree una época expansionista, pues mira!! quizás dentro de 6 o 7 años debido a la guerra ya sepa para donde expandirse.

Pues sí, me temo que puede ser así, la propia herencia cultural se puede cargar a la propia herencia cultural, gracias a la herencia cultural nos estamos cargando el planeta(efecto invernadero, ya veremos las consecuencias a largo plazo), o es que el efecto invernadero es consecuencia también de UNA CULTURA ESPECIAL?.

Anónimo dijo...

Esta discusión se ha vuelto completamente estéril, a mi parecer, podríamos enredarnos en réplicas y contra-réplicas ad infinitum, al más puro estilo tertuliano. Lo dejo aquí. Ni siquiera sé muy bien de qué estamos hablando.

Anónimo dijo...

No, la discusión no se ha vuelto estéril, otra cosa es que no te fluyan ideas y que entonces tengas la auto-sensación de que la discusión se ha vuelto estéril.

réplica y contra-réplica, ¿y qué hay de malo? eso estimula la capacidad analítica.

Yo sí que se de que estoy hablando.

Personalmente resumo diciendo desde un punto de vista emocional, que la crisis me parece un drama muy injusto para la sociedad en general, pero desde un punto de vista intelectual, y por tanto, siendo objetivo, la crisis será al final una anécdota en la historia, como consecuencia del pensamiento general anterior en poco y en mucho a la crisis.
O una de dos, o la herencia cultural griega no ha calado, por lo que sea, en la humanidad, o es que, en el fondo, es errónea.