sábado, 12 de diciembre de 2015

---









2 comentarios:

David Porcel Dieste dijo...

Claramente, el mensaje seriado cumple la función de ponernos ante el deseo...., y entonces el mensaje mismo se convierte en objeto de consumo, que nos emplaza a otra acción consumista... El mensaje nos pone ante el verdadero objeto de deseo: el deseo mismo. Gracias por la entrada. Un abrazo

josé luis molinuevo dijo...

Muy sugerente David, un abrazo y felices fiestas