martes, 3 de junio de 2008

Para mutantes 1



Es el mejor libro que he visto y leído sobre arte y posthumanismo. Breve, y con un pensamiento en imágenes magnífico. Ha sido una sorpresa ya que, después de mis dos últimos libros, mi humanismo tecnológico no se avenía muy bien ni con la utopía del transhumanismo ni con la distopía del posthumanismo. Y lo que es peor, me parecían conceptos obsoletos. Aquí encontramos toda una serie de temas que nos hacen pensar y de imágenes que nos piensan. Voy a dedicarles algunos post.


Primero, como decía Roy Batty, questions.




"¿Hay que ver en esta fábrica del posthumano, cuyo símbolo es el híbrido, el agotamiento de una antigua cultura enraizada en un imaginario ligado al cuerpo de los dioses, imaginario que expresa la manera en que el hombre al hilo de la historia ha concebido y sentido su propio cuerpo natural y "apolíneo", o bien se puede percibir en ello la emergencia de una nueva era, en sinergia con la evolución tecnológica del mundo donde el cuerpo será el laboratorio de los posibles?" (p.83).


(Senseless. Simon Costin, 1996)

1 comentario:

chio dijo...

No sé si demasiado apresuradamente... pero me parece que somos parte de esa enfermedad historicista a la cual apelaba Nietzsche. Pensamos demasiado en las épocas y siempre nos estamos viendo como participes del culmen de una época que nunca llega. Modernidad, posmodernidad. Nos preguntamos si serán ciertas o no. Siempre tratando de definir qué es eso que devenimos. El cuerpo, creo, es ahora el lugar de operación. El último recinto para hacer del arte algo humano, demasiado humano.