domingo, 5 de julio de 2009

Confusiones afortunadas


2 comentarios:

logiciel dijo...

No parece exactamente una confusión, sino algo premeditado.

Fram dijo...

Y qué decir de esa bicicleta aparcada en el muro, esperando no a Godard, sino a algún ladrón de bicicletas.

Bendito el azar en el cine.