miércoles, 22 de julio de 2009

Fronteras



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buenas. No estaría mal saber el título de las pelis ahora que las tardes de verano son tan propicias para ver cine. Vi la de Madre e hijo y me conmovió, gracia.

Oche.

josé luis molinuevo dijo...

Me alegro. Esta son de "El paso suspendido de la cigüeña" (1991) de Angelopoulos.
Saludos

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

A veces, estando ya en casa, las fronteras permanecen.

josé luis molinuevo dijo...

Efectivamente, Esther, de eso va también la película

sol y moscas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

...un mundo que cambia,
un cuerpo que cambia,
un corazón (o alma) que cambia,
¿de donde viene esta sed de eternidad?
Cual Tántalo, la plenitud siempre se transpone a un nuevo horizonte
¿qué medidas y razones hemos utilizado para construir una casa?
movimiento, siendo, hacerse... en camino; hombre (o humanidad) en construcción, una casa en construcción... ¿será esta nuestra condición?
(Francisco Carvalho - desde Brasil)