viernes, 28 de diciembre de 2007

De lo mejor sobre cibercultura


He recibido el libro esta mañana (gracias Edgar) y lo he leído de un tirón. No ha contribuido a ello sólo la brevedad (en este caso una virtud) del texto, sino en especial el interés creciente por la narración y la sintonía con los análisis. Conocía su existencia por la excelente reseña de Tíscar (Badeker infalible) en su blog. Está bien escrito y, junto a la información lúcidamente articulada, destacan la claridad y el sentido común de los planteamientos, unos bienes escasos en el ámbito de la cibercultura.
Comparto la valentía en reclamar, junto a otros, un enfoque “académico” del tema. Tu madera de investigador, pero también la sensibilidad, se demuestran cuando vas a la genealogía de los conceptos clave teniendo en cuenta la construcción de los imaginarios tejidos en torno a ellos; al hacernos bajar al suelo de las metáforas cuando algunas veces nos hacen perder el norte, especialmente en los “mercados de futuro”. Lo has realizado de manera ejemplar con las de ciberespacio, comunidad virtual e identidad virtual. Concluyes entreabriendo la tapa de la cuarta “caja negra”, la de la Web 2.0, la caja de los truenos. Sabe a poco, pero lo insinuado promete.

3 comentarios:

Tíscar dijo...

A mí también me supo a poco, especialmente el último capítulo, sobre la identidad, pero probablemente porque era el que más me interesaba. Tendré que pedirle clases particulares al Tesista para que me ilustre con los descartes :)

Un abrazo y feliz año para vivirlo en tiempo real

josé luis molinuevo dijo...

Otro abrazo en tiempo real y los mejores deseos para un nuevo año algo más que metafórico. Por cierto, te he escrito varios correos sobre el tema del foro en CITA. ¿Los has recbido?

Tesista dijo...

Gracias por el comentario José Luís, un honor y un placer recibir comentarios de ese tipo de alguien con pensamientos tan lúcidos. Amablemente, Tiscar (culpable de muchas de las cosas buenas que me suceden en el último tiempo) me regaló tu libro que he disfrutado página por página. Seguimos y nuevamente gracias.