miércoles, 16 de octubre de 2013

una tontería muy seria

1 comentario:

Gracia Iglesias Mínguez dijo...

Esta preocupación de Herzog por la carencia que tiene la "sociedad" de imágenes adecuadas o auténticas, me recuerda a la que tenía Schönberg en 1930 con la radio, cuando escribía que la radio, sin sentido alguno de la medida, nos atiborra de música, sin preguntarse si queremos escucharla, si tenemos la posibilidad de percibirla... de tal manera que la música pasaba a ser un simple ruido, un ruido entre otros ruidos... Y que una vez convertida en ruido, es anónima, sin que se distinga el principio del fin, hasta llegar a la nada, que es el estrépito absoluto.
Maravillosa entrada.