jueves, 21 de noviembre de 2013

huyan







3 comentarios:

David Porcel dijo...

Cuando la propia imagen (también pienso en la fotografía) nos acerca la realidad, nos la pone ahí, a la vista, ¿para qué esos otros discursos?....claro que hay quienes se lucran de ello. Saludos

Gracia Iglesias Mínguez dijo...

Leyendo las palabras de Herzog y ahora las de David, me viene a la memoria aquello que decía Truffaut en su Hitchcock:"todo lo que se DICE en lugar de ser MOSTRADO,se pierde para el público". Lo que me pregunto ahora es cómo expresarse de una forma puramente visual...

Pepo Pérez dijo...

No tiene rollo ni ná. Pero si el propio Herzog se "enrolla" en la voice-over de sus propios documentales haciendo lecturas de los hechos que ha rodado, reflexionando sobre ellos, en suma, creando discursos... Está ya muy visto y es un poco cansino este gesto falso, que sin duda siempre queda bien de cara a la galería, de rechazar discursos intelectuales por parte de artistas que no han parado de crearlos a lo largo de su carrera... Y por mí que siga ; )

Dicho esto, pues sí, una cosa no quita la otra, y la imagen muchas veces no quiere (no pide) ser interpretada... Pero que Herzog se aplique el parche, no?

(un abrazo, José Luis)