viernes, 1 de noviembre de 2013

la cámara discreta










Pocas cosas hay más tristes en la vida que participar en España en un Seminario, Congreso, o vino de honor sobre Arte y Política. Es un tipo de saraos que se ha puesto de moda entre los profesionales de rentabilizar las intenciones edificantes y suele consistir en disfrazarse de cámara indiscreta, en un discurso hegemónico sobre la necesidad de introducir una mirada distinta (irónica a ser posible) en el discurso hegemónico del poder, el mercado, etc., elíjanse enemigos imaginarios a voluntad, contra más abstractos mejor, ninguna referencia concreta por supuesto a la mano que patrocina el acto. En su lugar, un generoso surtido de comentario de textos. 

 ¿Es posible un arte con menos hipertexto y más hiperhumanidad? 

 Es posible, y la película Solo el viento de Fliegauf es una muestra de ello. No pretende ser un documental sino una ficción pero muestra el acto de matar de manera estéticamente más honesta que la bochornosa The act of killing




1 comentario:

Anónimo dijo...

Estimado Molinuevo:

No he podido menos que acordarme de este blog al leer este artículo

http://cultura.elpais.com/cultura/2010/01/08/actualidad/1262905201_850215.html

En el hay una cita a Camus en la que aparece directamente la secuencia de palabras "pensamiento en imágenes".

Le escribo para pedirle una entrada sobre Camus en el blog en dedicatora a los 100 años desde su nacimiento.

Un saludo de un antiguo alumno.