martes, 26 de noviembre de 2013

puzzle naranja








5 comentarios:

Jon. C Alonso dijo...

Ese sincopado de fotogramas... Por casualidad, nos vendría a decir; "que quien mal empieza, mal acaba". O, siendo más sibilino. "Cada uno tiene lo que se merece." No soy lo que se podría decir un esteta del pensamiento. Luego, como ciudadano de a pie. Me ha dado por pensar lo más inmediato que me ha venido a la cabeza. Esto del 50 aniversario y mi madre que era una incondicional de Kennedy. Me fustiaga de pequeño con una cantidad de puzzles mayúscula. Yo no había nacido en 1963. Todavía era un proyecto futuro embrión. Me encanta su blog. Reciba un cordial saludo
Jon C. Alonso

Eugenio Sánchez Bravo dijo...

Tengo la sensación de que tanto McNamara como Eichmann cumplen perfectamente con la moral del deber kantiana. Son monstruos y son banales. Todos podemos serlo, llegado el caso.

Saludos.
Eugenio.

josé luis molinuevo dijo...

Entonces ¿cuánto bien debemos hacer para hacer el mal?

Eugenio Sánchez Bravo dijo...

Para hacer el mal yo diría que tanto bien como para ser derrotado :)

Alfred J. Porlock dijo...

"Individuos racionales casi destruyeron a sus sociedades". R. M. desde más allá del bien y del mal. Y lejos, muy lejos, del agente naranja.

Saludos.
Fred.