jueves, 10 de enero de 2019

imágenes cortadas: el camino soñado 3





La diferencia entre el mito del camino, el viaje romántico y el tránsito es que ahora, aquí, las personas están atrapadas entre el ser y el estar, entre cómo están y cómo les hubiera gustado, soñado, ser. Las imágenes son así discontinuas mientras que los personajes no cambian con el tiempo, ella, Theres, viste igual durante muchos años en distintos espacios. La película de Angela Schanelec es una coreografía al revés del viaje romántico como construcción de una identidad, de la casualidad del ser y la causalidad del estar. Es el camino de la complejidad sin esencialismos, difícil de transitar para el concepto, territorio de algunas imágenes. Tiempos y espacios atascados, no simplemente detenidos, en los que se va pudriendo algo en los adultos ensimismados mientras que los niños juegan al margen de las figuras caídas al amparo efímero de la botella, de la heroína, de la morfina. Imágenes cortadas con un montaje en paralelo, que no suturan, personajes que se intercambian en el límite de las identidades, idiomas que conviven sin llegar a la comunicación.

No hay comentarios: